Adiós al Káiser



Karl Lagerfeld siempre ha sido una figura a la que admirar. Creativo, visionario, polifacético e incansable, ha dejado huérfana a la moda. Ha sido uno de los grandes con mayúsculas y como profesional ha dedicado toda su vida a crear cosas bonitas, a vestir, fotografiar, dibujar y embellecer a la mujer. Trabajador incombustible, creó su propio uniforme de camisa blanca, traje y corbata negros con su cabello recogido en una coleta y gafas oscuras ("para no enseñar su mirada de perrito bueno" según sus propias palabras). Extravagante, tildado de superficial y en muchas ocasiones poco diplomático debido a que decía lo que pensaba aunque fuera desagradable, perdió 40 kilos en poco más de un año con el objetivo de poder ponerse la colección que diseñó Hedi Slimane para Dior, hecha exclusivamente para un público delgado.






Es cierto que como persona puede que no estemos muy de acuerdo en algunas cosas, pero como profesional, deja un impresionante legado difícil de superar. Ya de joven tenía claro que lo suyo era la moda. Fue asistente de Pierre Balmain, tras ganar un concurso y desbancar al mismísimo Yves Saint Laurent. Trabajó con los mejores, y en las mejores casas.. Patou, Chloé, Fendi, y después Chanel, de la que fue director creativo desde 1983. Relanzó la marca en un momento muy delicado, hizo creaciones inverosímiles, cada colección levantaba una auténtica expectación (la última colección se presentó en una "playa"), sus diseños siempre han tenido un toque divertido y sobre todo, eran muy rentables, y lo más importante es que siempre ha conseguido mantenerse fiel al estilo icónico de Coco Chanel, perpetuando su esencia y adaptándola al momento actual.








Una de sus invenciones para Chanel fue el bolso "Huula-Hoop", un maxi 2.55 para la playa, presentado en la colección primavera verano 2013. Lagerfeld comentó que lo había diseñado para apoyar en él la toalla de la playa como si fuera un tendedero y de dimensiones grandes para dar cabida a los complementos de verano. Aunque fue muy criticado por otros diseñadores fue un gran éxito y muchas editoras de moda y celebrities se hicieron con él, a pesar de su precio, entre 1.000 y 2.000 euros, dependiendo del color y materiales.






Otro de sus grandes éxitos fue la creación de su propia marca, Karl Lagerfeld. Él se convirtió en la propia imagen de la misma y también en producto. Al ser de precio más asequible que Chanel, se amplió mucho el público al que iba dirigido, no estamos hablando de low cost, pero puedes comprar un vestido o sudadera por menos de 200€, y llaveros o accesorios por menos de 100€. Hasta su gata Choupette tiene un hueco en sus colecciones.




Sudadera Karl & Choupette 165 €

Sandalias Karl Lagerfeld 74,95 €




A lo largo de su carrera ha realizado muchas colaboraciones de gran éxito, una de las últimas fue con la modelo Kaia Gerber, hija de Cindy Crawford, con quien realizó una colección cápsula llamada Karl x Kaia. Esta era su manera de acercarse también a las nuevas generaciones.






A título póstumo saldrá una de sus colaboraciones más esperadas por los fashionistas: Karl Lagerfeld Styled by Olivia Palermo. La famosa It Girl y el Káiser tenían previsto que la colección salga en junio de este año, y seguro que se agotará rápido.






Al frente de Chanel se queda su mano derecha, Virginie Viard, la cual ha trabajado 30 años junto al desaparecido diseñador. Estaremos expectantes. Gracias Karl. 




Comentarios

Entradas populares