Tendencia en tu mirada



En la época estival en la que nos encontramos es muy importante cuidar nuestros ojos. Muchas veces no somos conscientes de que los rayos de sol o los reflejos pueden dañarnos y deberíamos protegernos correctamente.


Si eres usuario o usuaria de lentillas de contacto debes tener aún más cuidado, ya que el cloro de las piscinas o la sal marina puede irritar tus ojos. En estos casos debes tener una higiene más estricta o bien utilizar lentes desechables para el día a día y evitar posibles infecciones. Es muy importante que el ojo esté hidratado, por lo que siempre es bueno acompañar la higiene con suero fisiológico o gotas, después de utilizar las lentillas. 





Si utilizas gafas de ver, unas gafas de sol graduadas son una excelente opción, ya que cumples dos funciones, evitar estar cambiando de gafas y proteger tu vista. También son una buena elección para aquellas personas que no pueden utilizar lentillas por el motivo que sea. 


Si no necesitas más que unas gafas de sol, te enseñamos algunos modelos que nos han gustado para vestir y proteger tu mirada a la vez. Al adquirir tus gafas de sol, debes fijarte fundamentalmente en tres cosas: el certificado de calidad (CE), la protección ultravioleta (UV) y el filtro de absorción (del 1 al 4, cuánto más alto mejor).


Elegir unas gafas de sol es algo muy personal. Hay modelos clásicos como las Wayfarer de Rayban, que nunca pasan de moda, y otros más atrevidos como los de la marca Tropik  en color azul que a lo mejor te quedan de cine! Si eres de las más fashionistas a lo mejor te gusta más el tercer modelo, tipo "cat eye" de Michael Kors.














Las gafas polarizadas están especialmente recomendadas para deportes acuáticos, para proteger nuestra vista de los reflejos del sol en el agua. Por ese mismo motivo, son perfectas para conducir, ya que eliminan todos los posibles reflejos que nos puedan llegar a los ojos, y que resultan realmente molestos.

Para el día a día,  o para tomar el sol,  es suficiente que lleven filtro de protección de rayos ultravioleta.

Y como consejo final.. ¡Desconfía de las gafas de puestos ambulantes o las gafas que te regalan con cualquier promoción!  Lo mejor es asegurarnos de que los cristales que llevamos son de calidad, esto es más importante que la marca de las gafas. Con unos cristales que no estén homologados corremos un grave riesgo: podemos contraer enfermedades como cataratas prematuras, inflamación de las córneas, etc. Hay que cuidar de nuestros ojos! 



Comentarios

Entradas populares