Superficiales: Deco: Mamparas de ducha

27/6/17

Deco: Mamparas de ducha




El verano pasado, harta de las humedades que salían en la bañera de mi piso, decidí pedir presupuesto para cambiar la bañera a plato de ducha. Estuve en infinidad de sitios, y la verdad es que había precios que echaban para atrás… Entonces me recomendaron a un profesional que me podía realizar los trabajos comprando yo los materiales, y sin dudarlo me decanté por esta opción. 

Fui a un almacén para comprar azulejos para la ducha, también compré el plato de resina natural, y algunos accesorios más. Me faltaba encontrar el elemento fundamental, una mampara de ducha que no fuera muy cara y que fuera bonita.





Lo más importante al elegir una mampara es que los materiales sean de calidad y que la persona que te la monte sea profesional. Si además de encontrar una que te guste, encuentras una mampara barata, estás de suerte, porque suele ser lo más caro de la instalación.  



Si tienes un baño pequeño, puedes decantarte por una mampara plegable, para hacer más cómoda la entrada a la ducha.

En esta imagen, se puede ver que no hay suficiente espacio para colocar una mampara corredera, por lo que se ha colocado una mampara de ducha frontal con puertas abatibles. 




Una de las tendencias en baños en este momento es diferenciar la zona de ducha o baño del resto del baño, es decir, que se note un contraste, y que no sea todo homogéneo.

Esto te permite dar  un cambio a tu cuarto de baño modificando una pequeña parte, sin realizar grandes obras.

Si no deseas poner plato de ducha y prefieres bañera, también tienes estupendas mamparas para mantener el baño más aseado y limpio.  Además de la ventaja de evitar salpicaduras, siempre es mejor colocar una mampara en lugar de la cortina de baño porque es más higiénica y de esta manera se evita el exceso de humedad.

Una de las ventajas de tener una mampara es que al ser transparente, amplía ópticamente la estancia. Si tienes bañera y quieres poner una mampara, tu baño parecerá más grande.


Existen varios diseños diferentes a la hora de elegir tu mampara: las que son totalmente transparentes, que son más elegantes y dan más profundidad, y las serigrafiadas con algún dibujo, que dan un poco más de intimidad.






Si prefieres la intimidad, puedes elegir alguna mampara serigrafiada que lleve algún dibujo opaco. Además de no ser totalmente transparente, disimula algo más las posibles gotas que quedan tras la ducha o baño, no teniendo que limpiarla en cada momento. En cambio, las mamparas transparentes deben estar perfectamente limpias porque en ellas se aprecia más la suciedad.




Ambos casos son buenas elecciones, debes priorizar entre tener más profundidad o amplitud en el baño o bien la intimidad. En función de lo que prefieras elegirás correctamente tu mampara.

Yo he quedado muy contenta con la obra que he realizado y tengo mucha menos humedad, además mi cuarto de baño parece más grande. ¿Qué te parecen las mamparas?


1 comentario:

Gracias por tu comentario! :)

*